fbpx

El machismo y la misoginia de Daniel Jadue

Daniel Jadue afirmó al pasquín progresista El desconcierto: «Yo no soy machista, no soporto la subordinación de la mujer al hombre». Sin embargo, apoya abiertamente al régimen palestino gobernado por la organización terrorista Hamas, que aprueba sin aspavientos, en pleno siglo XXI, la penalización con cárcel para homosexuales y ampara los aberrantes “crímenes por honor” los cuales consisten en el brutal asesinato de una persona por parte de uno o varios miembros de su familia, debido a la creencia de que la víctima, habría causado desprestigio a su familia a causa de su comportamiento sexual. El edil de Recoleta, esbirro de Maduro y militante del Partido Comunista, defensor abierto del matrimonio igualitario, paladín del feminismo de tercera ola, promotor del aborto y de todo el pack ideológico de moda, calla en cómplice silencio respecto de la crueldad inhumana ejercida por sus compatriotas palestinos hacia las mujeres, homosexuales y la comunidad LGBT en Palestina.

El silencio cómplice de Daniel Jadue

El 22 de agosto del 2019 se desencadenó el horror en las tierras de Daniel Jadue: Numerosas mujeres árabes se manifestaron en contra la muerte de la joven palestina Israa Ghrayeb. Después de haber sido golpeada y torturada en dos oportunidades por miembros varones de su familia, la mujer de 21 años murió aquel 22 de agosto producto de las salvajes torturas.
Lo que desató la ira de sus familiares hombres fue que Israa Ghrayeb publicó una fotografía en Instagram con su pareja, con la que tenía planeado casarse al día siguiente. Daniel Jadue, se lavó las manos, no emitió palabra alguna. Avaló, con su silencio, este salvaje acto.
En Gaza, Palestina, la homosexualidad masculina está prohibida desde 1936, arriesgando una condena de hasta 10 años de prisión. (¡Viven en la Época Medieval!) Daniel Jadue, el protector de minorías sexuales, se lava las manos, guarda silencio…
Los Territorios Palestinos no tienen una legislación de derechos civiles específica e independiente que proteja a las personas LGBT de la discriminación o el acoso. Mientras que se informa que cientos de palestinos homosexuales huyen a Israel debido a la hostilidad que enfrentan en Palestina. ¿Qué dice Daniel Jadue al respecto? Absolutamente nada.
Un palestino gay llamado Saif dijo que “… la policía de la Autoridad Palestina local está al tanto y mantiene archivos sobre él y otros homosexuales, chantajeándolos para que trabajen como espías e informantes”. Él informa historias “de chicos a los que se llamaba al azar y se les decía que ingresen a las estaciones de policía de la Autoridad Palestina, con amenazas de que sus familias se enterarían de su sexualidad si no aparecían”.
En 2016, Mahmoud Ishtiwi fue ejecutado por Hamás por los delitos de sexo homosexual. Ishtiwi había sido un miembro prominente de la unidad armada de Hamás.
Los palestinos homosexuales con frecuencia buscan refugio en Israel temiendo por sus vidas, especialmente por temor a ser asesinados por sus propias familias. “Según el abogado Shaul Gannon, de la organización israelí LGBT Aguda, alrededor de 2.000 homosexuales palestinos viven en Tel Aviv y pueden ser atacados por sus familiares en cualquier momento”.
Daniel Jadue no se pronuncia al respecto. ¿Por qué? Porque realmente no le interesa la mujer, no le interesan los homosexuales, no le interesan los miembros de la comunidad LGBT; le interesa hacer creer que le importa todo lo anterior, pero no, no le importa, y la evidencia de aquello, es su silencio cómplice ante semejantes barbaridades que cometen sus compatriotas en Palestina. Daniel Jadue vive del relato, de la vociferación de discursos grandilocuentes que suenen bonito e incluyan las palabras “igualdad”, “dignidad”, “equidad”, etc, conceptos ya carentes de toda definición seria, producto de la manipulación política que la izquierda desde sus inicios ha hecho con estas palabras. ¿Pero le importa realmente la “igualdad de género”, la equidad, la dignidad? Ha quedado a la luz que ni en lo más mínimo. Es que Daniel Jadue es un impostor completo, sus múltiples casos de corrupción, su ignorancia económica, su gestión nauseabunda como alcalde de la comuna de Recoleta, convirtiéndola en un basural, el que ha quedado de manifiesto por fotografías de muchísimos vecinos de dicha comuna, pero eso es para otro artículo.

La homofobia de Daniel Jadue

Algo que ha caracterizado a las izquierdas de todas las épcoas, es su visceral homofobia y repulsión hacia las minorías sexuales. Stalin, Mao, Pol Pot, Lenin, el Che Guevara, Fidel Castro, Evo Morales, Nicolás Maduro son el vivo ejemplo de lo anterior. Daniel Jadue no está exento de aquello. No sólo es cómplice del sufrimiento que padecen homosexuales en Palestina, sino que acaba de declarar que pretende continuar con el legado de Salvador Allende. Este último afirmó que la homosexualidad es una enfermedad que debe ser curada. Los seguidores de Allende, en el ahogo que le producen sus contradicciones, intentan defenderse arguyendo: ‘pero bueno esas eran las creencias de la época’. No, no, no: en Uruguay, la homosexualidad se estaba descriminalizando el mismo año, en el mismo momento que Uruguay hacía eso Allende presentaba esa tesis ¿Este es el legado que quiere continuar Daniel Jadue? 

Otro asunto que indignó a la comunidad LGBT y a las redes sociales, fue la grosera respuesta que Daniel Jadue le propinara a Constanza Valdés, reconocida activista LGBT.

Los seguidores de Jadue guardan silencio. Al parecer, proclamarte comunista, te faculta para ejercer la homofobia y el machismo sin ser señalado.

Daniel Jadue no es quien dice ser, Daniel Jadue no representa ni defiende a quien dice defender y representar, Daniel Jadue es una máquina reproductora de eslóganes que suenan bonito, de mantras obsoletos; Daniel Jadue vive en un tercer mundo semántico donde todo es lenguaje y no hay materialización de las palabras. A Daniel Jadue, alcalde de Recoleta y posible candidato presidencial, no le importa el pueblo, mucho menos la causa de la mujer, los homosexuales y las minorías. Le importa que tú creas que le importa. Nada más. Daniel Jadue es sólo relato y retórica hueca, le miente a todo un país continuamente y con total impunidad. ¿Hasta cuándo?

Por Simón Filko Fariña

One Comment on “El machismo y la misoginia de Daniel Jadue

  1. Que espanto, este hombre no puede llegar a dirigir nuestro país

Responder a constanza marquez rodriguez Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto: